Tres pasos para decirle a tu pareja lo que te molesta sin discutir

por | Jul 31, 2018

¿Alguna vez te has preguntado por qué hay parejas que perduran en el tiempo y se llevan bien mientras a tu alrededor ves con frecuencia discusiones, separaciones y crisis de pareja? ¿Cómo hacen las primeras para ser totalmente compatibles?

Este es el secreto: no lo son.

Decidí hacer este vídeo cuando una persona me escribió contándome que estaba muy frustrada porque su pareja había decidido hacer un viaje sin contar con ella, y llevaban dos semanas sin hablarse.

En todas las relaciones hay diferencias, grandes o pequeñas, pensar otra cosa es una ilusión. Pero hay una forma de poder decirle al otro lo que nos molesta sin tener que discutir – y no implica hablar más. Sólo elegir otras palabras.

En el vídeo de hoy verás tres pasos para hablar sobre lo que te molesta sin desencadenar una crisis de pareja, incluido mi paso favorito (el último), el que más me ha ayudado a mí en mis relaciones.

Si quieres poder hablar con calma sobre las diferencias con tu pareja y tener más probabilidades de ser escuchado y entendido mira el vídeo. Verás ejemplos muy concretos que he preparado para que te sea muy útil.

Cuando lo hayas visto me gustaría mucho saber de ti.

¿Qué te ha ayudado a decirle a tu pareja lo que no te gusta o te molesta de ella? Deja un comentario más abajo y cuéntanoslo. Porque no sólo yo lo leo, el resto de las personas que vienen aquí también lo leen y muchas veces lo que tú has vivido o aprendido puede ser una increíble inspiración para otro.

Gracias por ver los vídeos, por los emails que me enviáis y por los comentarios que escribís, aquí o en redes sociales. Cada uno de ellos es gasolina para mi trabajo en nuestro mundo virtual.

Pero sobre todo recuerda que aunque haya diferencias en una pareja no significa que funcione mal. Usa esta forma de comunicarte con tu pareja para sentirte bien con ella y seguir adelante, antes de que las discusiones dañen demasiado tu relación.

Con cariño,

 

P.D. Si no quieres perderte ningún vídeo  y recibir otra información más personal por correo, suscríbete a mi newsletter aquí.  Y si quieres ver mis vídeos cuando entres en YouTube suscríbete aquí.

Aquí tienes la transcripción del vídeo.

Transcripción del vídeo

Cuándo corriges a tu pareja o le dices algo de ella que no te gusta, ¿realmente te escucha? ¿O más bien se pone a la defensiva, os enfadáis, discutís e incluso dejáis de hablaros durante un tiempo?

Esto es bastante normal, por eso en este vídeo te voy a explicar una de las razones por las que nuestra pareja, o se enfada o no nos escucha cuando le decimos algo de ella que no le gusta. Y te voy a ofrecer también una manera de comunicarte con la que es mucho más probable que ella te entienda.

Vas a ver ejemplos muy concretos porque quiero que este vídeo te sea muy útil.

Frases típicas que decimos a nuestra pareja

Cuando corregimos a nuestra pareja o le decimos algo de ella que no nos gusta realmente se puede convertir en una carrera de obstáculos: muy difícil.

Y esto lo sé bien porque hablo de ello con mis clientes en terapia muchas veces, pero también porque yo he estado en varias relaciones de pareja y he visto como esto se repetía una y otra vez.

Pero ¿por qué nos sucede? En parte nos pasa porque hacemos lo que yo llamo “poner una etiqueta a la otra persona” y le decimos cosas como esta:

 “Eres un egoísta”

 “Es que a ti se te da mal conducir”

 “Siempre dejas las cosas para el último momento”

¿Te suenan estos ejemplos? Entonces la otra persona se enfada y nosotros no entendemos por qué si en el fondo tenemos razón, ¿no? ¿No es verdad lo que estamos diciendo?

Bueno no exactamente.

Lo que estamos haciendo con esta manera de hablar que yo llamo “poner una etiqueta” es transmitir a la otra persona el siguiente mensaje: “Lo que tú eres, tú esencia, es esta: egoísta, mal conductor, irresponsable. Yo te estoy evaluando y lo que eres me parece mal.”

¿Y con qué palabras exactamente estamos haciendo llegar este mensaje a la otra persona? Mira:

Palabras que pueden desencadenar una crisis de pareja

“Eres un egoísta”

El verbo ser totaliza la persona y no la considera como a un ser que está hecho de partes, unas mejores y otras peores, en las que ese aspecto es solamente uno más. Es como si el adjetivo impregnara a toda la persona. Y el adjetivo egoísta tiene connotaciones negativas en nuestra sociedad.

“A ti se te da mal conducir”

Hay palabras que denotan habilidad, como puede ser el adverbio mal, pero que en el fondo están haciendo lo mismo que hacía la frase anterior: están haciendo una descripción y una evaluación negativa de la persona. Es como si en esta frase dijéramos: “Eres un mal conductor”. Es parecido a “eres un egoísta”.

“Siempre dejas las cosas para el final”

Hay verbos que ocultan una evaluación, como puede ser dejar las cosas para el final. Es como decir estás postergando, que también tiene una connotación negativa.

De verdad que no hay nada que a los seres humanos nos ponga más a la defensiva que nos digan cómo somos, y que además nos digan que esa manera de ser está mal, está equivocada. Esto nos conecta con ser inadecuados, con ser regañados e incluso con el rechazo, aunque no sea la intención de la otra persona hacerlo.

Quédate conmigo porque enseguida vamos a ver tres pasos que puedes dar para comunicarte de una manera en que la otra persona te escuche.

Tres pasos para corregir a tu pareja y lograr que te escuche

1. Di lo que observas, se muy específico

El primero es que en vez de decirle a la persona lo que ella es le digas lo que tú observas, pero que se lo digas de la manera más concreta y específica posible. Por ejemplo, en vez de decirle “eres un egoísta” pues decirle algo así como:

“Las tres últimas veces que te pedí que me ayudarás me dijiste que no podías”

Puedes ver como hemos sustituido el verbo ser por lo que la otra persona hizo de manera muy concreta: “Me dijiste que no me ayudarías”. De verdad que este punto es muy importante.

2. Di cuándo ha pasado: delimítalo en el tiempo

Igual de importante es el segundo. Y es que le indiques a la persona el contexto en el que pasa eso que tú estás criticando. Cuando decimos “eres un egoísta” estamos dando por sentado que siempre es así esa persona. En cambio fíjate que si decimos “las tres últimas veces que te pedí que me ayudarás” le estamos dando un marco temporal muy concreto en el que eso ha pasado.

2. Habla de lo que tú sientes o de cómo a ti te afecta

El tercer punto es que en vez de transmitir a la persona la idea de que eso que tú le estás criticando o corrigiendo está mal le hables de ti, de lo que te pasa a ti o de lo que tú sientes. Así que a la frase que te he propuesto podrías añadirle algo así como: “Y cuando tú haces eso yo me siento sola” o “Cuando tú no me ayudas me canso porque me toca hacer el trabajo a mí sola”.

Otros dos ejemplos

Vamos con las dos últimas frases, las hacemos juntos.

“Es que a ti se te da mal conducir”
Puedes decir algo así como:

“El otro día, cuando entramos en la ciudad, frenabas demasiado brusco.”

Es específico, en vez de decir “se te da mal conducir” le estamos diciendo que “frenaba demasiado brusco”. Y en vez decir que lo hace siempre, que es una característica suya, le decimos cuándo: “el otro día cuando entramos en la ciudad”.

“Es que tú siempre dejas las cosas para el final.”

Dependiendo del contexto, claro, algo muy específico podría ser: “Los tres últimos meses pagaste las facturas fuera de plazo”. Y puedes añadir algo así como: “Y no me gusta tener que pagar el recargo.”

Lo importante es que puedas ver la fórmula que estamos utilizando.

La fórmula para comunicarte

1. Describe los hechos que observas de la forma más concreta y específica posible: “Dijiste que no podías ayudarme”

2. Di cuando ha sucedido eso que observaste, dale un contexto temporal: “Las tres últimas veces que te pedí ayuda”

3. Habla de lo que tú sientes o de como a ti te afecta: “Me canso o me siento solo”

Verás como es más probable que tu pareja te escuche y que podáis entenderos y seguir adelante, con cariño, en la relación.

Espero que estés muy bien, te mando un abrazo y nos vemos pronto.

¿Te ha gustado el artículo?

Suscríbete para recibirlos directamente en tu correo y accede a mi informe 10 Claves para Sentirte Bien Contigo mismo:

Categorías

Cristina Enjuto

Cristina Enjuto

Trabajo en sesiones de psicoterapia individual y de pareja con personas que buscan tomar una dirección a nivel personal y sentirse más seguras, tranquilas y capaces de lograr sus objetivos. Mi consulta está en la ciudad de Barcelona.

Soy terapeuta Gestalt, Master-Trainer en PNL y estoy formada en Psicoterapia Integrativa en el programa SAT de Claudio Naranjo. ¿Quieres saber cómo puedo ayudarte? Visita la pestaña “Servicios”.

¿Seguimos en contacto?

Compartir en…

Cristina Enjuto on FacebookCristina Enjuto on LinkedinCristina Enjuto on PinterestCristina Enjuto on Twitter
Cristina Enjuto
Trabajo en sesiones de psicoterapia con personas que buscan tomar una dirección a nivel personal y sentirse más seguras, tranquilas y capaces de lograr sus objetivos.
Soy terapeuta Gestalt, Master-Trainer en PNL y estoy formada en Psicoterapia Integrativa en el programa SAT de Claudio Naranjo. ¿Quieres saber cómo puedo ayudarte? Visita la pestaña "Servicios".

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies. Al navegar por ella estás aceptando el uso de las mismas y la aceptación de la política de cookies, pincha el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies